martes, 7 de agosto de 2007

Artículo jerkbaits pruebas 19, ya publicado.

MIrad, este artículo terminé de revisarlo a finales de 2005. SAlió editado en feder MAR enero y febrero de 2006. Aquí os dejo el texto original, junto fotos tb originales. Para que veáis cómo cambia todo en unos meses. Ahora he realizado muchas más pruebas que ya visteis en un artículo de este año y quedan muchas más que seguro pronto serán publicadas.



No sé hasta dónde –y menos la fecha límite- voy a llegar en el compromiso con el deporte de la pesca. El mantenimiento de la “llama” fecundadora, sin reposo, de la región cerebral que sustenta tan inescrutable enigma, conlleva instantes de dolorosa dubitación. La familia se hace cargo, condescendiente, de esa individual penitencia; también del soporte referido a la intendencia (¡gracias, Mamá!) que acapara esta insobornable naturaleza; los buenos amigos acaban por aceptarlo, como si se tratase de una conducta inmarcesible; de otro lado, los negocios de la pesca ven cómo mejoran sus cuentas de resultados...Me intriga, sobrecogido mientras tanto, el desenlace que cabe ante tan cuestionable panorama. En medio del camino porfiamos, cavilando taciturnos, acerca de las perspectivas ante una nueva marea viva. Dedicamos horas a planificar, a asesorarnos en la búsqueda de una mejora en cada técnica que dé por finalizadas las vacilaciones...y así llegamos, como ahora, a estas reflexiones. Y es este último punto el que me hace padecer: el conocimiento práctico de cada una de las posibilidades técnicas que ofrece la pesca con caña en el mar. He depositado una enorme confianza en modalidades variadas: desde la pesca de pequeños peces aterínidos en un puerto, hasta el placer de tentar congrios y grandes lubinas con cebos groseros a surfcasting; ora, adentrándose en un pedrero colosal con la vara larga en la tentativa de una justa pelea con el sargo, otrora, lanzando una lombriz a 150 metros en pos de esa desconfiada breca; doradas a surcasting y la pesca de mugílidos, de diversas formas, no pueden ser obviadas; tampoco lo será la pesca a mosca, con unos intentos desiguales ante la caña de 9 pies y la línea WF del 8, hasta la pesca a spinning con sus variantes...¡increíble, no! Este preámbulo no parte de idea previa alguna, más bien de un instante de introspección personal; por consiguiente, os pido que sepáis disculpar esta melancólica alusión. No dilato más el tema. Ayer partí una vez más, acompañado de la inseparable vara de 3,3 metros que empleo con desigual fortuna en lo que venimos a calificar como spinning medio-pesado. La verdad –discusiones aparte- que es una talla con la cual podemos afrontar retos importantes. Una potencia de lance, calibrada entre los veinte y los sesenta gramos, posibilita un trato proporcionado de peces artificiales y una manipulación sin reparos de cebos plomeados tipo “chivo” hasta los 50 gramos. Permitidme hacer una foto de un área escarpada, con acantilados de recio origen y paredes lisas; de muy difícil acceso y con pocas posibilidades de atracar un pez de talla. Veis una imagen de verde y gris piedra, y espuma continua que sólo se esconde en contadas ocasiones; una postura donde ese equipo de 2,40 metros, tan sensible con los minnows moderados, cuenta con escasas posibilidades ante una roballiza que supere los dos kilogramos y medio. Cabe, dada esta impresión, acudir a la caña de 3,30-3,60metros, con una potencia ya considerable ( pongamos entre 20-80 gramos o 30-100 gramos), que nos dará ciertas garantías cuando nos enfrentamos a la ola de fondo. Ahora no me separo de este carrete, un potente 4000 de gama alta ( y muchas veces el 6000); mi trabajo me costó, y un gasto no despreciable, pero mereció la pena: ligero, consistente (cuerpo de metal) y con un rodillo guía - hilos de calidad, unos buenos rodamientos y un piñón de duraluminio...un arma eficiente para arrastrar ese prodigio de fuerza a la vera de la roca, donde un oportuno y ágil movimiento hará el sueño realidad. Ahora no dejo el trenzado, casi siempre ese 0,10mm de origen “spectra” (o un fusionado del 0,17mm), con resistencia a la abrasión, ¡vaya que sí! Con menos no me conformo si hay noticias de grande roballos cerca de la costa. Y siempre, para completar, un bajo en monofilamento, unos 50 a 80 centímetros de una poliamida (o mejor de un fluorocarbono) en una sección de 0,40-0,45 (hasta el 0,50mm) milímetros (un buen 20-30 libras, testado en el nudo, si nos basáramos en índices requeridos bajo la formulación anglosajona...pero que conste que yo abogo por seguir con nuestro sistema métrico).





El tema va de plugs, es decir, de peces de artificio a los que procuramos un movimiento semejante a un alevín o a un pez presa; también de cómo mover con agilidad y prestancia ese inanimado artilugio con una caña de cierto poder; y por último, extraer algunas conclusiones referidas a los modelos que se han consolidado entre los más eficaces, al menos de los comercializados con asiduidad en la “piel de toro”. Si es que de verdad las hubiere, es tarea ímproba establecer diferencias apreciables entre lo que conocemos como “minnows” y los denominados “jerk baits”: los primeros, son fieles imitadores de un alevín, ideados con la principal finalidad de imprimir un movimiento oscilante, de naturaleza semejante al que determinaría un pequeño pez con problemas para la natación, y así se esperará que un depredador, última fase de la cadena trófica, opte por una pitanza cómoda, contribuyendo sin saberlo a depurar el ecosistema marino; los segundos se podrían acaso diferenciar si tenemos en cuenta que se busca un objetivo añadido, tal es un diseño casi siempre aerodinámico, con un acabado que va a priorizar algunos aspectos de interés, tales como optimizar la distancia de lance. Seguro que esta discusión puede servir de simiente para generar un absurdo; así pues, no cabe llevar la nomenclatura a un lugar insalvable. Además, dentro de los nombrados como “jerkbaits”, se llegan a distinguir los “Darters” (como el Aile DB, de la compañía Duel-Yo Zury), verdaderos misiles con los que se logran más que aceptables proyecciones. Cualquiera de ellos basa su eficacia en la capacidad para desarrollar una favorable trayectoria, provista de movimientos de cola, emitiendo sonidos y vibraciones, argumentos físicos que van a ser responsables, en último término, de la acometida definitiva de un pez. El esquema de construcción de estos señuelos sigue una pauta común: cuerpo en material plástico; sistema interno de contrapesos, bolas y sonajeros; superficie decorada con impresiones atractivas; poteras triples en número de dos a tres... Distinguimos una cabeza, donde van fijados los ojos y el babero. El cuerpo, siempre alargado, aún cuando bastantes prototipos se distinguen por la convexidad de su lomo; una cola afilada a cuyo extremo distal se sitúa un aro donde va implantada la potera terminal. Tal vez el asunto de interés hay que establecerlo en la cavidad interior de plug. Si, por ejemplo, observamos al trasluz -con la debida atención- un Flash minnow, veremos un canal interior; adopta una forma curva, dividido en una estancia anterior, comunicada con el resto del conducto que finaliza en la cola del pez. Dentro se alojan tres perdigones. En la fase de lance, al impulsar con la potencia de la caña el artificial, las bolas corren a la estancia terminal (merced a la fuerza centrífuga desarrollada), de forma que equilibran y mejoran la expectativa en cuanto a distancia de casting. Una vez que el plug toma contacto con el agua, se desplazan al receptáculo de cabeza, donde toman acomodo. Los choques continuos, los roces con la paredes se transforman en vibraciones que se desplazan por el cuerpo y se transmiten al exterior circundante. Estas alteraciones en el agua serán, previsiblemente, captadas por la línea lateral de un hipotético depredador. Salvando las diferencias conceptuales desenvueltas por las marcas, podemos dar por bueno el sistema antedicho. Tenemos los sonajeros, que son unas bolas repletas de esferas que golpean unas contra otras emitiendo un sonido característico. En la composición de las bolas, de diferentes pesos, entran materiales como el acero, el tungsteno y el plomo, entre otros. Una patente que requiere mención especial es el sistema denominado “ transferencia magnética de pesos”: tan singular y eficiente mecanismo ha sido presentado en su día en señuelos de la casa especializada Duel- Yo-Zury, como sucede en los conocidos modelos Aile Magnet. Pues bien, se basa en la traslación centrífuga de unas bolas (acero y magnética) hacia la parte posterior durante la fase de lance. Cuando el minnow cae al agua, el curioso mecanismo hace que la bola con capacidad magnética se desplace buscando un punto delantero concebido para tal menester ( basado en el magnetismo) portando en su viaje la pesada bola de acero. Este dispositivo funciona a la perfección: dota de un acertado contrapeso con el objetivo de potenciar unos metros más el lance (y una campana de vuelo homogénea y menos afecta por el molesto viento); en acción de recuperación, contribuye al balanceo y al sonajero típico de tales peces nadadores. Nos es dado adivinar, ahora, a qué deducción nos dirigimos. Si veis, ya hemos hecho hincapié en dos sentidos preponderantes en la actividad rutinaria de la lubina: los neuromastos contenidos en el sistema conocido como “línea lateral” desarrollan bien una función receptora de vibraciones –ondas de presión- en el medio, y de definir su origen y diferenciación; el aparato vestibular (otolitos y cavidades continentes), en lo que función propia, se ocupa de la captación de sonidos y del equilibrio del pez ¿Qué nos falta, entonces?...Sin duda la vista, muy desarrollada en morónidos como la lubina, esa mirada penetrante que amenazará cualquier alevín con provocadores movimientos. Son señuelos nadadores y este factor lo controlaremos los pescadores con el acertado manejo del carrete y la caña adecuada a tal propósito; pero, ¿cómo y dónde nadan estos minnows?...pues, depende otra vez del diseño (y de la técnica de recuperación). Así, los dividimos en: flotantes (floating), sumergidos (sinking) y suspendidos (suspending). Sólo el diseño de materiales, la densidad conseguida y el peso van a establecer las pautas de comportamiento en este sentido: Así, los flotantes actúan de tal forma, es decir, flotan en cualquier condición una vez caen al agua, y siempre que se encuentren en inercia. Los sumergidos o hundidos suelen contar con mayor peso y su tendencia es a depositarse sobre el fondo, variando la velocidad de inmersión de acuerdo con factores tales como la densidad del agua, valor directamente relacionado con la salinidad o la temperatura, ente otros parámetros; también influye –otra vez- la arquitectura del pez. Aquellos que se vienen en catalogar como suspendidos requieren una más pausada descripción. Si bien se considera que deben permanecer entre dos aguas, a cierta distancia de la superficie, viene enseguida la incertidumbre: ¿bajo qué circunstancias ambientales se manifiesta esta condición? Esto viene a cuento por experiencias que bien pudieran ser tenidas en cuenta por los departamentos de investigación a la hora de dar sus especificaciones. Pongamos para ello un ejemplo: el flash minnow 130MR, un estupendo modelo de la Japonesa Lucky craft . Entre sus atribuciones, cuenta éste como que se trata de un minnow “suspending”. Bien, pues me acerque , ante la incertidumbre manifestada en un conocido foro de internet por el compañero “anguilón” (“nick” del pescador, que sabrá –seguro- perdonar este atrevimiento) según la cual, en sus pruebas siempre flotaba. Lo mismo hice yo, en un acalorado mes de agosto, tras haber conseguido hacer picar a unas recelosas lubinas con dicho cebo. –“Sí , “leñes” sí flota”- manifesté en tan controvertida tertulia. Una vez vista la prueba, descubro que el test de campo de este minnow se hizo a 6-8ºC de temperatura (y así se menciona en el envoltorio), gradación algo baja que sólo encontraremos en invierno si de probar se trata en el mar Cantábrico. Bueno, ciertamente puede pareceros el tema como una cuestión baladí, pero tiene su importancia: si hemos adquirido un pez diseñado para estar en suspensión, siendo esta propiedad una de las preferidas por los aficionados, nos vamos a tropezar con esta discrepancia. Rápala dispone de una gama de minnows especialmente concebidos. Uno de ellos es el Husky jerk. El formato de 14 centímetros y 18 gramos “suspending” es uno de los mejores jerks que se pueden adquirir aunque –como es habitual en la marca- adolece de una longitud corta de lance; pero es un verdadero “suspending” tras probarlo en toda época. La acción “suspendida”, por consiguiente, queda sujeta a interpretaciones –en ocasiones ciertamente vagas-, incluyendo, desde mi punto de vista, aquellos minnows que ascienden con mucha lentitud (“quasi” suspensión entre aguas) ante cualquier parada en la cadencia de recuperación, cuando el señuelo tiende a salir a la superficie; la lentitud y progresión de este proceso puede ser beneficiosa para confiar a una lubina y permite que el jerk se mantenga por más tiempo bajo la superficie. Así que hemos disertado, con mayor o menor acierto, sobre una de las primordiales peculiaridades que caracterizan a estas imitaciones. A continuación, no se puede soslayar la entrada a fondo en otra de las cuestiones inherentes a la ingeniería puesta en marcha en la elaboración de los mismos: la profundidad de natación. Este concepto es tan fácil de introducir que llega a ser banal: al recuperar con la manivela, el jerk se hunde y comienza así su bamboleo incitador; así que , lo que interesará conocer es la máxima profundidad a que puede llegar. Este régimen variará con la velocidad de recuperación ( a mayor ratio de bobinado se incrementa proporcionalmente la profundidad) y del manejo de la caña ( con la caña en alto tenderá a mantenerse cercano a superficie). La lubina, como todos habéis sufrido, tiene una marcada preferencia por bajíos y canales de moderado fondo cuando se arrima a la costa en la procura de nutrientes (a la caza de pececillos como lanzones, atterínidos y alevines de mújol, primordialmente). Por ello, creo que los que se pueden considerar dotados de mayor eficacia son aquellos que se contienen en la capa más somera; y los patrones más acertadamente lubineros hacen gala de alcanzar su punto de equilibrio en una lámina entorno al metro, por debajo de la superficie, más o menos. En esta discutida selección nos pueden ayudar los ejercicios de ensayo pergeñados por la marca. No son realmente empíricos ya que, como hemos visto en la práctica, puede haber variaciones; pero, al menos, sugieren una información que nos puede servir en el momento de la compra. Volvemos al flash minnow: en el envoltorio aparecen reflejados varios datos (literalmente: depth:0.5m -2 ft) lo que corresponde a la profundidad en metros y pies respectivamente. El tobimaru (Yo-Zury) se va un poco más abajo, hasta los 3 pies ( unos 90 centímetros). La terminación que presenta la superficie varía en consonancia con la calidad global. El acabado holográfico da la mejor impresión, dotando de brillos y resaltes (bajo el sol) que convierten al señuelo en un aprendiz de ”maquiavelo”. Esta técnica, vislumbrada en el año 1947 por el físico Dennis Gabor –y sólo perfeccionada tras el descubrimiento del rayo láser- consiste básicamente en la capacidad para generar la grabación tridimensional de una imagen; posteriormente, esa información es susceptible de reproducirse sobre una superficie. Pues esto es lo que hace mejorar el aspecto y, consecuentemente, los atributos preferentes en los señuelos. Vemos para ello una instantánea de un Aile F, con capa imitación caballa. La imprimación o estampación es un proceso tecnológico fielmente guardado en el apartado de marca registrada y si de evolución hablamos sólo es necesario apreciar la increíble apariencia de las escamas en un flash minnow. Nada que ver, entonces, con perfiles de connotaciones modestas, como podemos comprobar en ejemplares como el “sibas” o los rápala, por otra parte dotados de un cautivador precio de adquisición. Va con acuerdo a la sensibilidad y preferencia personal, motivo que puede llevar a sugestivas disquisiciones, pero si me es permitido, relataré sucintamente el mecanismo que aplico en la recuperación; de la buena ejecución, del manejo del artificial dependerá, en gran medida, la consecución de un esperado ataque: En primer lugar, cabe observar el estado de la Mar. Aquí se resume el punto cardinal. Yo prefiero la marejada de costa, esto es, olas más o menos seguidas, ente 1 y 2 metros, que dan una cobertura al agua que se ve tapada de continuo. Desprecio la mar de fondo, que antoja el augurio de una lejana borrasca y se caracteriza por tandas de ondas, mayores cuanto más pronunciado resulta el frente. Baten el fondo, remueven todo, crean corrientes adversas que ascienden los artificiales, pueblan de algas el litoral y, en resumidas cuentas, constituyen un fastidio para toda práctica (si bien, bajo estas condiciones, también he pescado lubinas). Lanzo el señuelo y le dejo posarse con tranquilidad. A continuación, tenso suavemente y doy un par de tirones –“caricias”- con la puntera de la caña, que se encuentra en posición alta. Enseguida bajo la rabiza y recupero a intervalos, un par de manivelas rápidas, otras más lentas, una pausa para que ascienda el flotante artificial. Haciendo gala de conocer el fondo, ante ese saliente o esa sierra visible, levanto la puntera y bajo la cadencia; con esta técnica simple, evitaremos muchos enroques. Si la fatalidad acompaña ese lance –un temido enganche- destensar y esperar a que la corriente de resaca alivie la trabazón del jerk; de esta manera libraremos gran número de onerosos peces. Este sistema se puede entender como una fórmula mixta que englobaría la técnica “stop and go” (parar y sigue) y el verdadero jerking; el modo “jerk” viene a ser traducido del inglés como “dar tirones”, más o menos. En una recuperación sujeta a una cadencia homogénea estos peces con babero generan un movimiento de coleteo enérgico, muy batido y nervioso, pero la trayectoria se mantiene en una línea definida. Este procedimiento es uno más, pero no llega a explotar las cualidades dinámicas del señuelo. Sin embargo, si durante el viaje damos algún golpe de muñeca, esta energía se traslada a la cima, luego al sedal y finaliza en el jerk; supone una alteración que le hace le girar lateralmente, exponiendo, de esta guisa, toda la atracción que un estudiado dibujo es capaz de reproducir. La lubina es un pez cada día más precavido. Así mismo, tiende a cazar a la espera, refugiada entre escollos y algas. Por este motivo, una recuperación llevada a un ritmo excesivo no suele ser operativa; lo más probable será que pasemos por encima del puesto ocupado por un pez que no se atreverá a perseguir al minnow. Sin embargo, si capta un movimiento alegórico de “comida fácil” se verá tentada a seguir sus pasos y lanzarse a por él incluso a la vera de la puesta donde nos encontramos. Esta circunstancia hace que no debamos desesperarnos; antes al contrario, se trata de mantener la recuperación hasta la línea de espuma, pese a no haber recibido toque alguno con antelación. Un asunto al que no queda remedio que hacer referencia es el de las calidades: pinturas que saltan, poteras de baja estofa, llaveros dotados de baja resistencia...son detalles de una rusticidad que no se corresponde con la excelencia general. Por ello, conviene atender el cuidado de estos dispositivos fundamentales sobre los cuales recae la responsabilidad de clavar y aguantar la tracción del pez. Los anzuelos marinos de las poteras deberían dotarse sin la tacañería que acostumbramos a padecer, habida cuenta del precio desorbitado que alcanzan los señuelos. Al menos, unos triples con doble estañado serían de obligada dotación; y unas anillas fuertes y de acero inoxidable. Vemos como Duel se preocupa más por estos requisitos, mientras Lucky Craft, pese al coste suplementario, nos obliga a cambiar los anzuelos (de serie portan unos triples muy ligeros, lo que es un buen factor, pero que se deforman y estropean con inusitada facilidad). Será prudente dirigir los pasos a formatos contrastados de marcas como VMC (Perfection 7541 BN), Gamakatsu (triple 13), Owner (ST31X, ST41TN, ST46...), Decoy (Y-S21, T-S21), Daiichi, Mustad (3565A, 3549D...), entre otras. Si tenemos dudas acerca del tamaño del anzuelo, creo que para –por ejemplo- un señuelo “grande” como un Flashminnow 130MR, el VMC nº1 es adecuado; para un señuelo como el DUO 140 slim, con tres poteras, un nº 4 será ideal. En términos generales convendrá siempre establecer una proporcionalidad entre tamaño de anzuelo y volumen de señuelo. Llevado a la praxis, si albergamos dudas sobre la acción mejor cambiar a otro triple. No obstante, es difícil dar recomendaciones al respecto ya que la acción del jerk puede alterarse si no nos ajustamos a las especificaciones iniciales. Esta asunto se presta, sin duda, a interponer un paréntesis para interrogarse sobre la conveniencia de instalar anzuelos demasiado resistentes. La rápida oxidación de un anzuelo bronceado (sirva como ejemplo) permitirá al pez librase en pocos días de ese inclemente cuerpo extraño. Pensad en ello... Las anilla tipo “llavero” son imprescindibles ya que sirven de codo que facilita el movimiento del anzuelo triple sobre el anclaje en el cuerpo del señuelo. Suelen fabricarse en acero inoxidable y a veces se niquelan con posterioridad; no obstante, acaban por oxidarse. El recambio de las mismas (o la implantación de un nuevo anzuelado) es un procedimiento de simple ejecución si disponemos de unos alicates especiales, utensilio que encontraremos en cualquier comercio del ramo. Los llaveros los podemos adquirir en el establecimiento de rigor ( marcas como Blue fox - nº5 - los fabrican en acero “inoxidable” ). Lo que sí se puede considerar como una tarea fundamental es el mantenimiento. Tras cada partida, recordad lavarlos intensamente con agua dulce jabonosa y luego a secar. Con este procedimiento salvaremos de la inexorable proceso de oxidación. También es frecuente acudir al consabido aceite lubricante, pero no me gusta –personalmente- añadir olores que pueden en un momento disuadir (es una hipótesis) a una lubina de entrar al cebo. Como habéis vislumbrado, deposito una enorme confianza en esta categoría de señuelos. Creo que son las imitaciones que mejor y con mayor capacidad convocan la atención de las huidizas lubinas de nuestros mares. Claro está que, al menor atisbo de fracaso, convendrá siempre buscar otro señuelo en la caja antivinilo. Hemos visto, también, algunas peculiaridades que los personalizan, dando entidad propia, de forma que me atrevo a mostrar mis preferencias por los formatos de 11 centímetros –y mejor de 14 – de longitud, entre 18 y 36 gramos de peso y colores variables, siendo mis preferidos los imitación mújol, sardina o caballa, o neutros, sin haber llegado con los colores vivos a resultados similares. Se trata, en todo caso, de jerk baits, con forma alargada, babero y un sistema de contrapesos interno; se consiguen distancias apreciables y una natación (vibraciones, sonidos) irresistible. Ahora toca practicar con serenidad en verdaderas condiciones como las que se pueden ver en las fotografías, allá en el Seixo Blanco. Para finalizar, sin ánimo alguno de convertirme en un distribuidor comercial, adjunto un cuadro que nos acerca algunos de los modelos de uso cotidiano; con relativa facilidad los encontraremos en el mercado nacional y por ello huelga decir que obvio otros que –por doquier- surgen en todas partes del mundo. No pretendo –ni mucho menos- alentar ninguna tentación, estado anímico en el que continuamente me veo inmerso; sólo se trata de un listado de muestras que me han reparado agradables jornadas, o que tienen su aplicación en la técnica de spinning para lubina en agua salada...nuestro objetivo. Marca Modelo Tamaño/peso declarado/peso comprobado* Acción/Profundidad(metros) colores Yo-Zuri · Tobimaru· Live bait Minnow 13cm/27g/25g11cm/20g Flotante/0,5-1 m0,5-1,5m (cuerpo de un plástico duro, muy buena textura) C4 (black back)-C5(redhead)-C136(sardina)-C133(caballa)Holo sardina, Glow green back Duel (YO-Zuri) Aile magnet F 12,5cm/26g/27g Flotante PRH(cabeza roja),HGM(caballa), HIW (Sardina), HGBM (caballa azul), HGR (Fluor naranja)... María (Yamashita) · La Segunda· “Angel kiss” 11cm/24g/24g14cm/36g/36g11cm/16g14cm/28g/27g Flotante/1-1,2mFlotante/40cm-80cm MA (dorso gris), AY (tonos dorado-limonado)MI ( sardina), GFR (Fluo anaranjado). DUO · Tide minnow slim· Tide minnow· Tide minnow Surf 14cm/19g13,5cm/24g15cm/29,5g/31g Flotante/50cm-1mFlotanteFlotante/40cm-1m S4SR, S22RS...R16HM,D13DMS06-RS (dorso Amarillo pálido con punto oscuro detrás de opérculo),S27RS (grisáceo tipo mújol),H11TS (con pintas y tono sardina) Lucky craft · Flash minnow· Slender· B´Freeze (S, SP y F) 11cm/17,7 g13cm/21g/21g12,7cm/20g/20g ¿Suspendido?/0,5 m0,5-1,5m American shad, Aurora black (plateado holográfico brillante), ghost minnow, Metallic aji (línea limón en flanco, resto azulado oscuro) , Metallic Iwashi (típica sardina), Red head (Cabeza roja), Shell white (blanco )... Damiki Sibas 13cm/24g/25g Flotante/entorno a 1 metro 212 Abu garcía Tormentor 11cm/20g/19g Flotante/menos de 1 metro Blue tiger, Black Back Silver... Bomber Log A Minnow 14cm/28g Flotante/sobre el metro Pearl black. Rápala · Husky jerk (Salt water)· Long casting· X-Rap 14cm/18g12cm/19g10cm/14g/14g Suspendido/1,2-2,5mFlotante/0,3-0,9mSuspendido/1-1,5m GRH,GPP,FT…HBM,FSRDSPM,MUSB, SPM, SGM, BSRD Megabait JB 110 12cm/24g/20g Flotante/menos de 1 metro Ghost ayu, Silver blue, Blue Back… Hart Doc –W Minnow 13cm/17g/18g Flotante/0,5-1,5m T12 (Pajizo lateral y mancha oscura tras opérculo), E01 (Cian dorso, anaranjado en flancos), T01(Blanquecino)... Tackle House Feed Shallow 12,8cm/18,5g/18g Flotante/5-10-30cm 6 (Blanco), 8 (Áureo), 9 (Sardina)... Megabass-Ito Vision Oneten 11cm/15g/14g Flotante/90cm-1m Gureco (azul marino), Hasu (gradaciones, cian en flanco, dorso áureo pajizo), Pro blue (azul), Ito natural (Verde esmeralda y amarillo)... IMA Sasuke 12cm/15g/14g Flotante/50-100cm RP006 (caballa verde), RP007 (Sardina), RP001 (Red head)... *He pesado en báscula digital (+-1g) algunos de ellos. En el pesaje ( con anzuelos y llaveros de serie) se comprueba la correspondencia entre el peso declarado ( en envase) y el encontrado en la prueba empírica realizada. Véase cómo los Yamashita-maría son exactos. Algunos de los que uso (ver fotos 1, 2 y 3), con ciertas particularidades a resaltar: Nº (en foto) Denominación comercial Virtudes y carencias Puntuación 1 Flash minnow(Lucky craft) · Distancia ( ver cuadro anterior) de lance: Alta, con vuelo recto y resiste aire en contra.· Acabado: excelente, con escamas holográficas. Pero poco resistente ante el desconchado· Resistencia: buena en general. (hablamos de cuerpo, babero y enganches). Llevan una anilla tipo llavero (cuadrangular) en codo de fijación. No afecta a natación, da más libertad a señuelo, pero no muy resistente ( para lubina, más que suficiente).· Anzuelos: Mejorables ( aunque la marca anuncia ancoretas de alta estofa, creo que VMC, pero la verdad es que: o se cuidan con esmero, o se degradan en varias salidas), color oscuro. Resistentes y afilados en el 130 MR. A Cambiar tras unas jornadas.· Acción: Excelente. Coleteo intenso y acción jerk. No se sumerge mucho y babero diseño adecuado para mares algo calmos pues con mar de fondo es difícil de mantener sumergido. **** (penalizado por estampación y anzuelos) 2 Angel Kiss(María-Yamashita) · Distancia de lance: Media-Alta, pero merma algo con viento.· Acabado: Muy bueno, pero desconchado por capas inmediato si tocamos piedra. Forma alargada. · Resistencia: Cuerpo íntegro y babero aguanta golpes.· Anzuelos: A mejorar, muy oxidables ( como “la Segunda”)· Acción: Vibrante y mucho contorneo con jerking. ****(malos anzuelos, desconchado...pero acción impresionante) 3 Tide minnow slim(DUO) · Distancia de lance: Media-Alta, pero afecto viento· Acabado: Bueno, pero capa poco resistente.· Resistencia: Babero muy endeble (delgado). Cuidado con golpes.· Anzuelos: Algo pequeños, para mi gusto· Acción: inequívoca. Mucha actividad de cola y muy en superficie. ***(¡Babero!) 4 Tobimaru(Yo Zuri) · Distancia de lance: Alta, incluso con viento. Mejora mucho sustituyendo las “enormes” ancoretas por unas más racionales nº 1 o 2· Acabado: Regular, no alcanza otros japoneses, pero sí que resiste sin problemas el trato duro.· Resistencia: Indestructible, o casi.· Anzuelos: Algo grandes para mi gusto, pero de calidad. · Acción: Menos vibrátil, más continua y requiere movimiento algo rápido (inconveniente si las lubinas no están hiperactivas) ** (algo superado) 5 Sibas(Damiki) · Distancia de lance: Media· Acabado: Ojos pueden saltar. Capa resistente.· Resistencia: Cuerpo bien concebido.· Anzuelos: De calidad mejorable· Acción: Mejorable *(mejorable, pero en su defensa diré que es más económico y una buena opción siempre) 6 Aile F(DUEL- Yo Zuri) · Distancia de lance: Alta.· Acabado: Bueno y resistente la holografía. Se afecta por puntos (no por capas, aunque depende del modelo) con lo que nos durará más.· Resistencia: Cuerpo de excepcional dureza. Pala de buena factura, grande y resistente.· Anzuelos: Buenos, pero demasiado grandes para mí gusto. Los cambio por un nº 1 (o 2). · Acción: Como el tobimaru, algo lenta (poco vibrátil comparada con otros), pero sí que mantiene profundidad y acción con mar de fondo. A considerar con fuerte marejada. ***(un clásico que perdura) Lo valoro bien por calidad general-precio 7 La Segunda(María-Yamashita) · Distancia de lance: Alta, incluso diría excepcional en el modelo de 36 gramos.· Acabado: Bueno. Se desconcha pero tras bastante mal trato.· Resistencia: Buena. Babero ancho pero recio. El modelo de 11,5 cm me ha cogido agua en varias ocasiones. Si no es fruto de una coincidencia o de una partida, debería corregirse esta deficiencia de diseño.· Anzuelos: Mejorables. Curva O´Shaugnessy, fuertes pero oxidables con facilidad.· Acción: Un coleteo particular, muy amplio, no dejará indiferentes a las lubinas. Requiere cierta velocidad de recuperación y admite el modo “jerking”, mostrando el flanco a la orden de nuestra muñeca. *** El de 14 cm (*****) me ha regalado muchas capturas (se consigue bien y es de precio intermedio entre un lucky y un husky, por ejemplo...). Es el único de los que he contrastado que pesca con mar calma y con fuerte marejada y corriente aunque hay que mantener la puntera baja pues resistencia a emersión limitada 8 Tormentor(Abu García) · Distancia de lance: Media· Acabado: Bueno· Resistencia: Muy resistente· Anzuelos: De bastante calidad· Acción: Muy vibrátil y nervioso. Lo incluyo dentro de jerks pero merecerá un capítulo con otros señuelos dotados de alta capacidad de vibración. Muy superficial (debajo de 0,5 metros lo veremos contornearse) ***(Por precio, diseño y calidad general) 9 JB110(Megabait) · Distancia de lance: Media. Transferencia por túnel recto con tres bolas.· Acabado: Bueno, con estampaciones holográficas muy firmes. · Resistencia: Muy resistente· Anzuelos: De calidad VMC· Acción: vibrátil. Sonajeros adelantados y otro en la cola. ***(por precio y calidad, nada que envidiar a otros señuelos de más “pedigrí”) 10 Long casting(Rápala) · Distancia de lance: Media-Alta, pero mermada definitivamente por viento de frente.· Acabado: Bueno, no alcanza lo aportado por las impresiones de holografía pero en su defecto la capa es extremadamente consistente.· Resistencia: Garantía de calidad· Anzuelos: Buenos, salt water.· Acción: Rápala, a +- 1 metro y muy natural ***(precio, resistencia son virtudes definitivas en un señuelo que ofrece garantía y gran distribución) 11 Husky jerk(Rápala) · Distancia de lance: Baja- Muy baja. Con viento contrario casi imposible de manejar, pero de efecto remarcable si la lubina está muy activa cerca de la piedra.· Acabado: tipo rapala. Pintura y capa de protección. Nada de “extravagancias” aunque en los último formatos “salt water” se han introducido mejoras.· Resistencia: A prueba de todo· Anzuelos: Buenos, pero algo pequeños· Acción: sobresaliente. **(pena de capacidad de lance) 12 Sasuke(IMA) · Distancia de lance: Media-Alta, pues poco peso, pero más que un X-rap, por ejemplo. Me defraudó en primer lance pero fue una impresión errónea. Puede llegar a defraudarnos en áreas de cantil alto· Acabado: Holografía, por capas. Ojos grandes muy adelantados. La paleta es una proyección ancha del cráneo lo que sugiere que será resistente.· Resistencia: Aceptable· Anzuelos: Buenos. · Acción: Muy efectiva (sinuosa por debajo de superficie). En costa baja, sobresaliente. *** 13 Visión Oneten(ITO- Megabass). · Distancia de lance: Media. Dos bolas hacen la transferencia (no magnética, por gravedad). No muy lanzador por bajo peso, pero perfil delgado permite aceptables distancias.· Acabado: me entusiasma, con relieve holográfico y unos ojos formidables (mirad cómo viene hasta con una inscripción, en japonés, claro). Paleta algo ancha lo que da ideal de su “vocación” nerviosa.· Resistencia: Aceptable.· Anzuelos: Katsuage. Muy afilados y con “muerte” en la contra. Tres poteras. La ventral no tiene “arpón” , para limitar lesiones en el pez. Buenos, pero algo pequeños· Acción: la acción es impresionante. Uno de los mejores señuelos que he visto (de ahí su precio desorbitado). Tres bolitas rosadas tipo rattlin , situadas en la barriga, amplifican la de por sí sobresaliente capacidad de atracción. A baja cadencia imita perfectamente un alevín herido manteniendo la cabeza baja; a mayor velocidad, contorneo sobre el eje sorprendente, incluso a alta velocidad. No dejará indiferente a toda lubina que circule a muchos metros de distancia. ***Irreprochable señuelo, pero ¡¡precio elevado!! 14 Tide Minnow Surf 150(DUO) · Distancia de lance: Alta, por perfil (similar a Angel Kiss de 14), peso y sistema de transferencia de DUO. Acusa viento (es muy largo)· Acabado: Costillas holográficas, barbilla corta (perfil aerodinámico).· Resistencia: Se desconcha por puntos., ¡qué le vamos a hacer!· Anzuelos: Buenos, ST46. Tres triples del nº 3· Acción: sobresaliente, en lámina d medio metro se agita, mejor con cierta velocidad de recogida (+ de 1metro/segundo). ****Arma definitiva para surfspinning, en playas donde el lanzón forma parte de la dieta de nuestra lubina 15 Feed Shallow(Tackle house) · Distancia de lance: Media-alta, pues sistema de transferencia magnético con bola de tungsteno, perfil alargado y babero poco sobresaliente.· Acabado: Excelente. Costillas finas, cambio de tono muy logrado hacia dorso, pintura roja en agallas, ojos de calidad...· Resistencia: no comentado.· Anzuelos: Cultiva ST-46 del nº 5. Tres. Suficiente para la lubina.· Acción: Dudaremos si es un jerk o un paseante, pues se mueve muy alto y será mejor mantener la puntera en contacto cercano a la superficie, lo que limitará su uso. Sin embargo, bajo ciertas condiciones, cuando el mar está tranquilo y en un amanecer no vislumbramos lubinas, será definitivo en un palmo de agua. ****Una maravilla, bien recibida por los aficionados a los arrecifes y costa baja, entre los que me encuentro. 16 Slender(Lucky craft) · Distancia de lance: Media. Su diseño algo ancho limita su capacidad con respecto al flashminnow.· Acabado: Bueno, tradición de la marca. Se desconcha, -¡y por capas!- , otra tradición, penosa para un caro señuelo. · Resistencia: Mejorable· Anzuelos: Mal elegidos. Se oxidan y son demasiado ligeros para un combate fuerte en malas condiciones. Los cambio por unos perma steel del nº 3-4· Acción: sobresaliente. Nerviosa. Casi no lo podría considerar un jerk puro pues no necesita más que leves toques y movimiento lento para ejercitar sus aleteos y contorsiones impactantes. ***Versión “esbelta” del pointer B´freeze, con muy buen contorneo sobre eje 17 Doc-W Minnow(Hart) · Distancia de lance: Media. A pesar de su agradable diseño, el sistema de transferencia no está tan conseguido como en otros señuelos nipones. Incorpora bolitas sonajero de cristal.· Acabado: Aceptable, sin llegar a los ejemplos anteriores ( también es menos caro). Una pintura que sufre con golpes, pero bonita estampación.· Resistencia: Aceptable.· Anzuelos: en la media, estañados “salt water”.· Acción: acción jerking aprobada. Se sumerge rápido en la primera vuelta de manivela. ** 18 B´Freeze 100(Lucky craft) · Distancia de lance: Media-Baja, con viento puede llegar a defraudarnos, pero no si las lubinas se ceban cerca de la piedra. Consideremos que es un señuelo ligero.· Acabado: como Slender. Con sonajeros.· Resistencia: regular. Ojos que saltan, anzuelos livianos, desconchado.· Anzuelos: pequeños, oxidables y endebles.· Acción: hiperactivo, sobresaliente...virtudes que salvan a este señuelo, demasiado caro y con problemas de “vejez”. En zonas con cierta profundidad entre bajíos, elegir el modelo S (Hundido), algo más pesado, lanzador y que se maneja muy bien dejándolo bajar. ***(Razón precio/calidad mejorable) 19 X-Rap(Rápala) · Distancia de lance: Media- baja. Similar al anterior (aunque con viento en contra, se queda algo atrás).· Acabado: Muy acertado en cualquiera de los múltiples colores.· Resistencia: A prueba de todo. Elegimos el de agua salada. Interior afianzado mediante un cable de acero.· Anzuelos: Buenos, resistentes y bien seleccionados (perma steel).· Acción: sobresaliente. Bate el agua circundante, muy nervioso y pertinaz a salir a emerger. ****Por nota global · Virtudes y carencias: son los que más he usado dentro de la familia de jerks habituales, si bien algunos ( X-Rap, B´Freeze...) quizá deberían asignarse a otra familia de plugs; tal vez veremos sus particularidades en un artículo próximo. · Las impresiones se basan en situaciones reales de las que doy fe. No me vincula relación con marca comercial alguna, es más, son adquiridos por mí como cualquiera de vosotros. He llegado a la conclusión que puede convertirse en una “adicción” (dado lo oneroso de estos modelos) cuando no está claro su infalibilidad ante las lubinas de nuestros mares. · Puntuación: de ***** (muy bueno) a * (mejorable). Siempre desde la experiencia y la opinión –discutible- del autor. Valoro la calidad general, el movimiento y capacidad para lanzarlos, el precio y como no: el gusto personal. · Distancia de lance: · Muy baja (10-15 metros) · Baja (20-25-30metros) · Media (25-35-40metros) · Media-alta (35-45) · Alta (más de 50 metros). Todo según condiciones de tiempo y material empleado. · Los estratos de profundidad (variable según mecanismo de recuperación y/o estado de la mar) se ven en montaje sobre foto. La mayoría se mueven en el sector entre los 50 y los 100 centímetros por debajo de la superficie, como corresponde con el formato de minnow elegido. Pero no puedo contenerme, incrementando esta larga lista de nombres de otros jerks que darán –seguro- un gran resultado; lamentablemente, casi siempre hay que acudir a la compra en el exterior, si bien ya aparecen en los surtidos de algunos minoristas “atrevidos”. El problema será, como siempre, el precio final, para un artículo que llega – en modelos de alta gama- casi a los 30 euros, desembolso no al alcance de todos los aficionados, por desgracia. Me libro, en consecuencia, de alentar el consumismo, y menos -si cabe- un despilfarro, en señuelos que quizá nunca utilizaremos. Sin embargo, la verdad es que las novedades acaban por superar nuestra capacidad para vencer la “tentación”. NOMBRE COMERCIAL FABRICANTE Tide minnow 135SR DUO Artist SL 130 JACKSON Saruna 125F SMITH Canníbal 124 DARWIN Explosion , Gobimaru SANGER ZBL11F ZIP BAITS M168 TACKLE HOUSE Etc, etc, etc... En cuanto a la distancia obtenida, este fundamental objetivo variará en consonancia con la meteorología presente en el momento. No obstante, poniendo a prueba los jerks que más frecuentemente empleo, he llegado a la siguiente conclusión: Alcanzo más distancia con aquellos provistos de sistema de transferencia; en especial hay claro dominio de prototipos como el ingenioso producto de la península de Miura ( María-Yamashita), con el aile F de Duel, y los DUO y el feed Shallow ( un poquito menos), con los que se alcanzan –sin esfuerzo- 50 metros en condiciones de ausencia de viento (agente que penaliza mucho al “fornido” DUO Tide Surf, por ejemplo). Siguiendo la prueba en modo proporcional, se llegaría a los 45-55 con un María La Segunda de 36 gramos o un Tide minnow surf de 29,5gramos; los 50 metros con un Tobimaru o un Aile F (penalizados por unas ancoretas “excesivas”, según mi modesto criterio); 45 con un flashminnow o con un Feed shalow; un poquito menos con el “longcasting” de Rapala (que merman de forma ostensible con viento en contra) o el Sasuke; 40 metros con el Sibas, a los 40 con el JB110 y el long - casting y a los 35-40 con el tormentor, el B´freeze 100 y el X-rap. Importa el peso y el diseño, lo que explica las diferencias encontradas. Por detrás queda el husky, con unos 30-35 metros (con suerte). Material: · Trenzado Whiplash Pro de 0,10mm. · Carrete con ratio 6,2/1 (recoge 1 metro por vuelta de manivela), bobina llena. · Con caña habitual (una 3,30 metros de gama media-alta y potencia 20-60gr) y una 3,00m (potencia 15-40 gramos) con la que consigo similares proporciones y distancias; pero -claro está- un mayor agrado de manejo con la segunda en condiciones y/o lugares que permitan su utilización.. Como se ve, es un ensayo personal en que se incorporan varios tipos de jerk con diferente “talante”, pero todos ellos fáciles de lanzar. P.D. todas las fotos son tomadas por el “plasta” que sale, durante el segundo semestre de 2004 y el primero de 2005. No os preocupéis: las lubinas seguirán por ahí; yo no podría augurar lo mismo, por desgracia. Sigo con la temporada – paupérrima durante primeros meses de 2005-, sin desmayo...¡este es el secreto, colegas! Última revisión a 30/11/2005 En Santa Cruz, Carlos Redruello, para Feder Mar.


















Alguna pero pocas



EL finde estuve con un amigo. Madrugamos y nos pilló cambio de tiempo. Aire de frente, buen mar pero no llegábamos ni con chivos de 90 gramos.

Pesqué alguna estos días, pero no grandes. AL menos la de la foto se portó como una campeona, con sólo 1,8 kilos, así da gusto.


La otra foto la tomé el otro día en Corrubedo, zona que me encanta y de la que hablaré algún día.