domingo, 27 de enero de 2008



El sábado pescamos José y yo unos peces por Galicia. El señor Sargoloco, que es un tipo infalible además de otras cosas, me ofreció varias opciones de pesca y en la más cercana a casa encontramos unos pocos, que no supieron a poco dado lo escasos que son últimamente. Cerca de Viveiro, en el costado de la ría, parece ser que en Tixoso, me dicen allí que no Toxido, aunque etimológicamente pinchaban los toxos como la madre que los parió en la bajada, muy empinada y cerrada de las citadas púas con un túnel como para pasar los jabalíes, o sea que agachados malamente y para subir, casi a oscuras... Había allí unos cazadores reunidos en el inicio de la bajada que comentaron que ahí mismo hace poco tiempo estaban los sargos amontonados; todos eran también pescadores, en realidad en Galicia todo el mundo es también pescador, es increíble la relación de este pueblo con el mar y los peixes; niños, mayores, hombres y mujeres, todos refieren sus pescas y sus lugares y lo buenos pescadores que son los asturianos, unánimemente, con un poco más de conversación y confianza ya se añade que los asturianos vienen a esquilmar por aquí, y con ello se refieren a que utilizamos macizo, cosa al parecer no demasiado bien vista, y a la utilización de la técnica de la boya, que por esas tierras se estila poco. Es comprensible, el tipo se tira la mañana con el plomo, pierde diez aparejos y saca tres buenos sargos; llegan unos foráneos con "sus" cosas y meten al saco veinte o treinta... Por qué no se usa la boya en Galicia?. La abundancia hasta hace bien poco tal vez hizo que no hiciera falta "afinar" la técnica para coger unos peces y con el efectivo chivo y la plomada heredada fuera suficiente, pero ahora que hay más autovías y empiezan a faltar los peixes... ¿qué opinais?.
El caso es que pateando hasta la punta sacamos unos cuantos, bastante buenos, alguno de kilo doscientos. Pescamos poco tiempo, tardaron en entrar hasta más o menos media marea como era previsible por la puesta y nos fuimos una hora antes de la plea. Perdimos más de los que sacamos, comían mal; efectivamente Carlos había que dejarlos masticar el cebo, primero con xorra de agua (la quisquilla y bien gorda no la quisieron) y después con la eterna gamba. Primero a boya con dificultad y al entrar la mar y engordar, con peligro de los subidos a una roca de punta, y con mojaduras, como siempre, un día vamos a tener un susto... con más mar digo, ya sólo quisieron entrar a pique, pero con mucha más alegría, en un momento picaron ciegos y alguno muy gordo cortó un 0,23.
En la misma mañana nos habíamos ido desde esta zona de Viveiro hasta Valdoviño, que lo conocemos más, pensando que en los costados al abrigo habría buena mar, pero estaba imposible; dado que el copiloto se empecinó en "está ahí al lao" por las afamadas carreteras poco señalizadas de Galicia dimos en el mismo Ferrol por caleyas orladas de camelias, mimosas y cagamentos de un servidor. Tres horas de vueltas para volver al mismo punto de partida; el verdadero viaje es el recorrido más largo entre dos puntos, pero siendo el mismo punto en cuestión...
Total que el enroque no estuvo mal, al día siguiente íbamos a repetir, pero por no repetir, ya sabeis, la ley de que al día siguiente en el mismo sitio ya no pescas, eso y la bajada y la subida, pues a investigar la zona, (sacamos otro kilero en una caladina rápida en un costado) y así recabamos información de un par de puestas en la misma punta, a las que se accede por la playa de San Román, pero que siempre están llenas de asturianos de Avilés esquilmando, y la culpa é mía que se lo conté a un primo que trabaja en Ensidesa y el cabrón se lo contó a media empresa. Ya no lo cuento a nadie más.
Un saludo a todos.

video

7 comentarios:

ogoño dijo...

Bonitos sargos.

Ayer a la tarde fui un rato a ellos y saque ocho, entre los 400 y 800 gramos. Saque dos salpas de unos 2 kilos cada una, que fueron al agua, pero disfrute de lo lindo.

Luego entraron las bogas y se jodio el asunto.

Todavia es demasiado pronto para que las bogas hagan acto de presencia.

ogoño dijo...

Bonitos sargos.

Ayer a la tarde fui un rato a ellos y saque ocho, entre los 400 y 800 gramos. Saque dos salpas de unos 2 kilos cada una, que fueron al agua, pero disfrute de lo lindo.

Luego entraron las bogas y se jodio el asunto.

Todavia es demasiado pronto para que las bogas hagan acto de presencia.

sargoloco dijo...

Menudo relato, LUis. Gracias.

LA verdad es que ya sobra la polémica esa tan manida. Aquí,en este blog, convivimos todos y conocemos el mar y sus vicisitudes.

Yo he palpado todo ese rosario de comentarios acerca de que si asturianos, que si la boya...es lo de siempre. Y por no calificar este pensamiento de forma despectiva, me conformo con decir que bueno, que todos pescamos con caña, con un elemento "neutro" para el medio ambiente, siempre que se use de forma razonable.

Esos sargos que se pescan en la rompiente son fruto maduro para una buena técnica bien llevada y quizá la única manera de poder acercarnos al mundo sarguero de forma deportiva. Si alguien lo interpreta de otra forma porque un pescador con experiencia pueda capturar 20 o 30 sargos un día con suerte al mes o al trimestre, pues es abusar de la demagogia, tanto como sería decir que ¿por qué no busca culpables en la pesca submarina al agujero o a la espera en rompiente o, mejor aún, a la pesca profesional a cerco (4-5 toneladas en un enmalle)...

Nosotros, los que articipamos en la aventura de este blog pescamos por pura pasión y entiedo que , tras un mes sin pescar, un día de goce en un entorno alucinante, sacando de su medio unos peces, con respeto y devoción pero asumiendo que somos pescadores irredentos no puede ser malo persé...pese a quién le pese

LUis,me encanta que hubieras disfrutado de esas puestas.

AL final, el sábado iba a quedar por Luarca. Luego hablé con Toño (tpsk.blogspot.com) y acabamos paseando hasta vivero (lo de siempre, empiezas en la Caridad y acabas el Ortegal...) y cogimos unos pocos. Un día maravilloso.

Un abrazo a todos.

Luis dijo...

Carlos, al final anduvimos por el mismo rumbo; había demasiada mar, como se ve en la foto, para otras partes. Pues sí, disfrutar de esta pesca, con la paliza que suele conllevar el acercarse a las puestas y sacar unos peces no ha de ser muy dañino, tampoco merece la pena abundar en el tema de "los de fuera" y el macizo etc, ya se. Es que me hizo gracia lo de no lo cuento a nadie más y me lo estaba contando a mí, un desconocido y además asturiano, y añadió todo tipo de detalles y otras puestas mejores por lo visto en Bares y finalmente tras decirle que un paisano con un anzuelo no sería mucho esquilmar, me dio la razón fraternalmente y lo peor son los buzos y buen rollo astur-galaico así que, en las distancias cortas pues eso... como primos hermanos.
Ogoño, un saludo, buena pesca te hiciste y las salpas, sobogas las llamamos por aquí, así gordas son invencibles y divertidas. Lo raro son las bogas, esperemos que no sea año de plaga.

javiavi dijo...

Luis, felicidades por el reportaje. Muy chulo e interesante.

Sobre lo de esquilmar, la falta de peixes y todo lo demás, no sé muy bien que pensar. Acabo de empezar en esto como quien dice, y me gusta leer o escuchar a quien entiende de estas cosas.

Lo único que sé es que cada día parece que hay menos y hables con quien hables (profesionales incluídos) siempre acabamos tirando balones fuera.

Supongo que cada uno lo contará según le vaya.
Esperemos que la cosa mejore, o como mínimo, que no siga empeorando.

Un saludo y que siga la racha.

tpsk dijo...

Guapa pesca y relato Luis, Tixoso, Toxido, Toxo jeje
No nos encontramos de casualidad, de casualidad nos encontramos en Roncadoira con 3 chavales de Avilés, de esos que pescan a boya con enguado por Xiloi jijiji

Enhorabuena

Luis dijo...

Saludos y gracias Javiavi. Toño, nuestro sino parece que ye pescar pegados pero separados. La próxima vez que vea una silueta al fondo sacando peces del agua voy a saber que yes tú. A ver si nos juntamos por allá que ya toca. Carlos, marcando las diferencias master, un abrazo y saludos.