sábado, 15 de marzo de 2008

Intentando con lo que queda...

Llevé un poco de macizo, iba a lugar "fijo", tras este temporalazo. Bueno, estos sargos habían entrado a comer y se encontraron con gamba. Después de estos días de "parón", vino bien sentir en la caña de 7 metros la prodigiosa fuerza del espárido.


Pero no es lo que era, y el caso es que los profesionales están pescando sargo enorme con palangre en petones de fuera; con la lubina pasa otro tanto, que grandes róbalos se ven enla lonja y sé de pescadores que los están pescando ("espesas") con chivo desde embarcación... Una suerte, pues por costa, donde se esperaba que hubiera alguna incursión de lubina tras los mares, pues nada de nada. Lo intenté ayer, tras pescar los sargos, pero nada; hoy, a las 7 de la mañana, en la piedra, lanzando chivos...."que si quieres arroz..."

Seguiremos, pero me siento el "hermano pobre", intentándolo y , de vez en cuanto, gozando de la alegría de la picada lubinera; pero -los pescadores deportivos de costa- estamos condicionados por tanto aparejo...y por la renuencia (especialmente durante esta temporada tan extraña) de nuestra especie reina a arrimarse al pedrero...