miércoles, 16 de abril de 2008

JOrnada de Alejandro

Alejandro -alelopiedra- nos manda este relato. Una historia estupenda con final feliz en forma de roballo precioso.
Gracias, Alejandro.


Horas de pesca fructíferas las vividas en la mañana de hoy martes,15 de abril, con tiempo agradable, despejado, sin viento, mar con marejadilla suave, manto de espuma generoso aunque no excesivo, y serie de olas continuas y seguidas, que hacían presagiar alguna que otra picada como así fue. En la segunda varada, literal, nada mas caer al agua y dar dos manivelas de carrete, picó la primera, que devolví por apenas superar la medida reglamentaria. Sin foto, pues no quería dañar al animal en su ansiada libertad. Mi primera lubina con el Terrif, color sardina.
Media hora después, en una punta donde había que estar atento a las salpicaduras de las olas que allí se levantaban (de metro y medio aproximadamente) pesco la segunda, de 49 cm y 1,2 kilos, que presenta dura batalla al venir clavados los triples por la zona de los opérculos. Tanto es así que pensé que se trataba de un buen trasto, pues se negaba a ser acercada y se obstinó repetidamente en encuevarse en una gran roca, lo que pude evitar sujetando y apretando el freno, a la vez que moviéndome por las rocas, para alejarme de aquella piedra peligrosa. Un paseante hundido, dejándolo bajar y manejado a tirones cortos y espaciados, logró engañarla.
Al poco tiempo y con el mismo señuelo, accedo a un recodo que ya conozco como fructífero en otras ocasiones; insisto con el 'blues code' hundido, sin éxito y 'escamado' pues las condiciones son excelentes para que haya por allí alguna lubina de cazería. Prospecto la zona en abanico, y decido cambiar a un paseante de superficie, el 'Super Spook' color HOS, uno de mis favoritos. De nuevo en abanico, cien por cien atento ante un inminente ataque que finalmente no se produce. Algo está fallando, y no se qué es. ¿Será uno de esos días en que las lubinas van a mostrar interés por un señuelo -tipo, color, acción- determinado? No lo sé, pero hoy mi caja de artificiales es parca en variedad, me he traido lo imprescindible. Falta por probar con un Flasminow 11 cm, color Gost Minow, todo un clásico. A penas le he dado oportunidad a este señuelo, así que hoy sale del banquillo.... La turbulencia y corrientes hacen que lo sienta vibrar en la puntera de mi Sakura Sukan, y decido moverlo con recogida errática, no continua ni homogenea. Lanzamiento, tirones bruscos y paradas en las que el señuelo tiende a ascender a la superficie; más tarde recogida sostenida: variedad ante todo, y permanencia del Flashminow en el agua el mayor tiempo posible. A los pocos lances, tirón seco y .....¡llevo otra! cerca de la orilla, se mete en un pasillo con una llastra larga que emerge paralela a la orilla; la situación me fuerza a levantar los brazos, caña en alto. La lubina no sale a mar abierto, así que al ver una ola que se acerca, improviso una solución nunca antes probada: al entrar la ola, la parte emergente de la llastra queda sumergida. La lubina flota en la superficie, aunque aún con fuerzas. Abro el pic-up y la dejo nadar, aprovecha la ola y supera por encima la llastra amenazante. Es su perdición: sólo me resta apretar el freno y aproximarla poco a poco a mi posición. Una ola pequeña pero suficiente me la sube y la atrapo sin mayor problema. 48 cm y 1,1 kilos.
Desde el lugar donde la he cobrado, lanzo de nuevo el 'flash' (uhmmmmm, me empieza a gustar este minow...), mismo devenir, y al momento, tirón corto, seco y duro. Carrete canta, fuerte pero la carrera es corta. Chapoteos, no logro intuir el tamaño, la espuma y el re-sol me lo impide. Ya en la orilla, calibro por la curvatura de la caña al querer arrimarla, que es una de las buenas. La veo, negra, y confirmo: es grande.Cuatro intentos para que las olas me la empujen hacia arriba, pero la misma ola al retirarse, me la empuja hacia abajo, hasta que una de las veces coloco la pierna y la paro en su descenso. Raudo la atrapo con mi cuerpo, por suerte los tres triples han hecho presa en su boca (¡y qué boca!), librando la integridad de mis vaders y de mis manos.82 cm y 5,4 kilos. Desovada, sin restos de huevas o esperma, y de apariencia algo delgada.
Sin duda un bonito regalo para celebrar el regreso a casa de mi suegro, hospitalizado por una pulmonía días atrás (hoy le dieron el alta médica), y próximo banquete familiar para celebrar el cumpleaños de mi hija, que hará tres añitos el próximo día 17.
Incluyo foto en la bañera, donde se aprecia el enorme maxilar inferior de la lubina grande, y la coloración rojiza del vientre, cuya causa desconozco, y que le empezó a aparecer a las 4 horas de haberla pescado (no recibió golpes durante su transporte, ¿sabéis a que se puede deber?). Parece otra lubina, la verdad, pero es la misma.También foto de los triples de serie, version 'salwater' del FM, los tres resultaron 'tocados' como se ve en la fotoSaludos a todos, y suerte