lunes, 25 de mayo de 2009

Alguna más...

Ayer tarde otras pocas mientras que el peque se echaba la siesta, así cuando se levanta no veais la cara que se le pone (bueno, ya se la veis en la foto :-)

La que más me prestó fue una que pillé con una goma atada a una braza de un buldó de 30 gramos ¿sería casualidad o va a ser que así también se pueden pescar? con la caña de 3,50 de la jefa que ayer se quedó también en la siesta (claro, decía que iba a llover y que no tenía tanta afición como para ir a mojarse, pero luego bien que "rabiaba" cuando llegué y sin una gota de agua. ¡En la cama no se pesca! es lo único seguro) Me recordó cuando hace años hacía "pesqueras" de badeixas con las gomas, con un montaje parecido pero con un plomo de 25 g. en vez de con el buldo (que es la primera vez que saco algo con él, entre otras cosas porque los tenía sin estrenar). Pa las badeixas iba con el plomo, dejando bajar bastante y recogiendo pausadamente, pa las agujas, en caso de poderse pescar así ¿será mejor el buldo que el plomo? ¿recogida lenta o rápida? En caso de ser rápida que creo que leí alguna vez en algún sitio ¿no hace el mismo efecto el plomo que el buldo, ya que recogiendo rápido no profundiza? Es que me parecía que el buldo en cuanto lo aceleraba un poco montaba mucho escándalo en la superficie, pero igual eso les gusta...

sábado, 23 de mayo de 2009

Lo que exige la lubina...

Este año me he planteado dedicarme a la lubina.  Sé lo que significa: compromiso, sacrificio y abnegación, para, en un momento determinado, gozar de esa situación tan alucinado de verse, cara a cara, con un robalo de 6 kilogramos. Sensaciones que, utilizando estas cañas de spinning ligero, en escenarios tan complicados como podási imaginar ( ahí donde los robalos se sienten seguros), no dejan de ser la llama que enciende esta pasión.

Y dejé la pesca del sargo, desde la última "entrada" (en el blog) de marzo. Arrinconada, como si ya no formara parte de mí.

Las lubinas me han dado una de cal y otra de arena ( robalos recientes perdidos), pero siempre sigue ahí la tentación. El sargo, pues olvidado, volcando toda mi atención en "Dicentrarchus".




Mi querido amigo Manolito me tentó de abandonar esta postura tan extrema (yo soy así, qué le voy a hacer...). Y hoy fuimos al Espárido, después de meses sin  mecer las boyas. NI siquiera llevé la caña, sí la cámara de fotos. Manolo  llevó todo el equipo, así que él tiene toda la parte en lo que fue esta jornada.

Viajamos, buscamos en un mar plagado de lanchas, de submarinistas, de colegas de la caña...y encontramos, con ondas tímidas, con aguas claras...pero el sargo está ahí, fiel a la cita que desde hace lustros mantiene, que le hace acercarse a mí a tentarme para no dejar de verle.

Quizá demasiados sargos, a pesar que dejamos de pescar a media marea. ¿para qué más?...










jueves, 21 de mayo de 2009

Al oscurecer

Después de unos días sin ir de pesca, decidimos probar suerte ayer al oscurecer. El parte daba 1,5 y poco viento. Al mediodía parecía que en bajamar rompería relativamente bien, pero cuando llegamos a eso de las 9 de la noche sólo en una parte estaba decente; así que montamos y empezamos a probar. Después de intentarlo con varios peces en el mismo canal, nada más poner el shore line de 14 laser akakin salió la primera, no fue muy grande, pesó 1,450 kg, pero al menos me valió para romper la mala racha que llevaba…




Tras un rato más en la zona, y viendo que no estaban por la labor, tiramos hacia donde estaba el mar un poco más parado antes de que se hiciese de noche. Llegamos al sitio y ya no me acuerdo ni las veces ni los peces que probamos. Ya íbamos a recoger cuando Dani clava una y tras unas carreras vimos que era buena, el sitio no era nada fácil para sacarla, pero con la ayuda de una ola la pasó por encima de una piedra que teníamos delante y le pude echar mano. Dió un peso de 4,050 kg y 82 cm. También entró a un laser akakin, pero en esta ocasión a su hermano mayor, el shore de 17.




Antes de irnos a casa, un par de lances más, y al segundo… picada de las buenas!! Aviso a Dani para que venga a echarme una mano; ya se podía ver en la superficie a escasos 10 m de la piedra, por el tamaño parecida a la otra, pero en una cabezada salió el pez volando y ella por donde vino, pero bueno, la pesca es así, unas veces ganan ellas y otras nosotros.


Saludos y buena pesca

martes, 12 de mayo de 2009

Mi equipo de fondo-boya

Pongo el equipo que estoy utilizando para pesca en mar (acantilados, playas, desembocaduras de ría), tanto para fondo (rockfishing o surfcasting "cercano") como para boya. Es un "híbrido", nada especializado, pero que le puede servir como ejemplo para alguien que empiece y, como yo, quiera hacerlo "todo" con un solo equipo, ya no básico del todo pero sin gastarse excesivo dinero.

Como carrete tengo un Shimano Nexave FB 10000 (de freno delantero). Fue lo que conseguí más parecido a los requisitos deseaba que me cumpliese un carrete, a saber: no mucho más de los 600 g. de peso (las especificaciones ponen 585 g.) para poder andar con él a cuestas, que fuese medianamente fino (éste "rueda" que da gusto, publicitando 3+1 rodamientos), pero tampoco muy sofisticado con miles de rodamientos que puedan dar problemas a la larga; considerablemente robusto y duradero, que parece serlo por comentarios y mis propias observaciones; con una recogida bastante rápida pero sin perder demasiada potencia (como le pasa al Okuma que comentaré más abajo; el Nexave recoge "bien": 94 cm. por vuelta con un ratio de 4,9 a 1, vamos, parecido al 5 a 1 que me gusta en general). Y con la suficiente capacidad para no quedarme corto de hilo, en este caso lo tengo cargado con unos 250 m. de 0,40. Finalmente, bobina de aluminio, bastantes buenos acabados, una manivela curiosa, al igual que la empuñadura, pickup y guiahilos guapinos... en fin, que de momento estoy encantado con él y lo recomiendo totalmente.



El hilo que tengo cargado es el Falcon Titanium, comprado en bobina de 600 m., precio razonable, resistencia suficiente tanto a tracción como a roces (hablando de un ,35 ó ,40 tampoco hay demasiados problemas para cargar el carrete) y nada dado a lios; el color va bien para distinguir por dónde anda cuando tienes lanzado. Aquí tras llegar de pesca y limpiarlo: le paso tanto a caña como carrete una bayeta empapada en agua templada para lavarlos, luego seco con otro trapo y le doy un poco de aceite a toda la tornillería, las partes móviles y a las anillas de la caña.



La caña es una Grauvell HM Telesurf 5500 II; realmente para surfcasting clásico es demasiado larga, ya que con cinco metros y medio es muy difícil conseguir largas distancias, al igual que lo es con un carrete cargado con más de un 0,30, pero para pescar a fondo desde las peñas o en playas con bastante caída, desde espigones o escolleras, etc. donde no se necesita esa distancia, esa longitud no es problema y sí una ventaja para librar las rocas que suele haber por delante, al igual que cuando se pesca con boya.



Es una vara de carbono de alto módulo, con anillado SIC y una potencia típica de 100-200 gramos, que nunca aprovecho ya que los plomos más pesados que le meto son 80 gramos, y pocas veces (la mayoría no paso de 60), y no digamos pescando a boya, ya que incluso los boyones que uso para las agujas andan por los 40. Pero bueno, aunque llegaría con una 150 no está de más esa potencia extra para cuando hay que apolear algún bicho desde cierta altura, ya que como no es una Arcadia de más de siete metros y la acción no es tan marcadamente de punta, se agradece que sea "potentilla" para que los cinco metros y medio no se queden en nada. De cualquier manera para nada es un "palo de escoba", siendo considerablemente sensible a las picadas. Contera metálica a rosca completa una caña a tener en cuenta, desde luego.



Las anillas son ligeras a la par que resistentes; la de la puntera es envolvente y en el tramo final tiene dos de corredera, que ajustan muy bien (no se giran como me pasaba siempre con todas las cañas que había tenido anteriormente de fibra y de más baja calidad). Los tramos tampoco se me han "encasquillado" nunca, al menos hasta ahora, y tienen una línea guía para montarlos todos alineados (aunque yo nunca me fijo, pero sirve para el que no lo haga de por sí). Las anillas van ligadas y eso hace que cerrada la caña sea un poco más larga que lo normal en las que las traen pegadas; otra pequeña pega es que mientras que en el resto de los tramos esto no pasa, hay uno (me parece que es el tercero) que llega a meterse tanto dentro del siguiente que la anilla toca con el final del mismo, con lo que hay que tener cierto cuidado para no dañarla (yo ya tengo la doble pata un poco arañada porque no me di cuenta hasta que ya me pasó, pero no es mayor problema; de cualquier manera siempre se puede forrar con algo, pero no habría estado mal que ese tramo fuese un poco más largo como pasa con los otros o hubiese un tope alrededor de la anilla como llevan otras cañas para evitar la cuestión)



Como ya habréis notado, el carrete lo tengo atado con unas gomas, y es que el portacarrete que trae de la casa (que por otro lado no está mal, por cierto) viene demasiado arriba para estar pescando sin dejarla en el portacañas (que no suelo utilizar más que muy de vez en cuando). No es nada cómodo sujetar caña y carrete cuando éste queda a 75 cm. del talón; bajándolo a 50 como lo tengo yo ahora ya es otra cosa, y tampoco pierdo mucha "palanca" a la hora de lanzar. Lo tuve más bajo pero si quiero lanzar algo fuerte la caña me vence, creo que al final se quedará ahí. Tengo que volver a intentar mover el que trae de la casa, pero me parece que no va a haber tu tía y al final o se quedará de adorno (que tampoco me molesta, pero es un peso muerto) o lo tendré que cortar, porque ta más agarrao que paqué. Si alguien sabe cómo lo puedo bajar esos 25 cm. sería de ayuda...



Finalmente aquí os pongo el carrete que montaba antes en esta caña, un Okuma Travertine PTR 55s5. Es un tamaño un poco inferior al Shimano (le entran unos 200 metros de 0,40 frente a los 250 del otro), pesa menos (unos 400 gramos) y también va bastante fino, aunque lo mismo que el Shimano no es, pero claro, tampoco cuesta igual. Concretamente este tamaño trae un ratio de 6,2 a 1 y 4+1 rodamientos, aparte de incluir bobina de aluminio y extra de grafito. Lo tenía antes que el Nexave 10000 y sigo contento con él, pero ese ratio tan alto, hace que si tiene que arrastrar algo de peso no tenga la suficiente potencia; quiero decir, ahora se lo tengo puesto a la jefa en una caña Evia de fibra de 3,50 m potencia 80-150 y cuando se me anima está encantada con el equipo, dice que no le pesa nada (claro, en total no son 800 gramos), que lanza la mar de bien (con la pareja Grauvell-Shimano casi se va al agua ella y la caña)... y encima las peleas con las agujas las disfruta de lo lindo; no vale para sitios difíciles pero para el resto llega bien, y con lastres, bien en boya, bien en fondo, de hasta unos 30 o a lo sumo 50 gramos que son lo que le meto en esa caña va de vicio; peeero el carretuco no tira por un plomo de 80 o un boyón de 43 a toda pastilla.

Este modelo lo hay en otros dos tamaños (al menos, que yo sepa), el 655 que sería prácticamente idéntico al Nexave 10000 (unos 250 m. de 0,40 o bien unos 100 de 0,65, estos de Okuma sí que dan una cierta información con los tamaños que publican, no así los de Shimano) y el 805 (con unos 320 m. del mismo grosor de capacidad); y ambos con un ratio de recogida de 4,8 a 1 y también rondando los 600 gramos de peso. Vamos, que cuando pillé el Shimano tentado estuve por uno de estos otros, pero bueno, así conozco ambas marcas y comparo. Veremos con el tiempo, pero de momento me gustan las dos, vale que quizás un poco más Shimano, pero tanto como para que cueste más del doble no se yo (que conste que el Nexave estaba de oferta que la diferencia original de precio igual no merece la pena)



P.D. Este otro equipo, aparte de ser el que lleva Sandra al mar es el que llevo yo cuando voy a la ría o a algún puerto junto con otro más viejo que tengo (ahora ya podría considerar que "hecho de pedazos"); y mi, digamos "segundo equipo de spinning", para el spinning "pesado". Por cierto, el otro día conseguí que una aguja persiguiese un gomoso de 28 g., aunque no se me enganchó, pero lo seguiremos intentando...

Entiendo que, hablando de carretes, los Tica Spinfocus GT 4500 (estos de Tica ponen unos números menores en la publicidad que el resto, vamos, que un 4500 de Tica tiene la misma capacidad que un 655 de Okuma y que un 10000 de Shimano, ¡ahí queda eso!) sean bastante similares (250/0,40, 5,2:1, parecidas características y precio que los Okuma y por comentarios, también buenos resultados). Me gustaría poder leer un cara a cara triple entre el Nexave 10000, el Travertine 655 y el Spinfocus GT 4500; si alguien tiene los tres que nos cuente, o al menos uno de los dos últimos, que del primero ya conté yo, jeje....

P.D.2. El que haya llegado leyendo hasta aquí se merece un premio....

sábado, 9 de mayo de 2009

Surfcasting en el paraiso

El jueves hacía un día excepcional de pesca , turbón y mar de 1,6m, fuimos dos amigos a pescar a surfcasting a uno de los monumentos naturales de Asturias, la playa de Barayo, miramos primero Otur pero estaba un poco escaso y nos decidimos por esta, fue un placer, no por la pesca que no fue gran cosa como se ve, además devolvimos alguna furagaña y algún sargo más picó que no acertaba a ferrar en nuestros aparejos, pero el entorno y la compañía bien valió para hacerlo inolvidable.