martes, 29 de diciembre de 2009

sábado, 12 de diciembre de 2009

Bueno, algo es algo...

Esta temporada ya habéis visto: complicado panorama, con tantísimo mar por esta vertiente noroeste.

Las lubinas grandes no aparecen, y sargos, pues tampoco los vemos arrimar. Aunque, con estos temporales, esperaba un día - al menos- que dejara pescar en los rompientes habituales.

Hace dos semanas , con un viento de sudoeste enorme no nos quedamos atrás y fuimos de viaje. Pocos sargos, muchísimo viento y continuas dificultades.




Es curioso la abundancia de obladas esta temporada. Algo "raro", quizá debido a que las aguas no acaban de enfriar. De hecho, son contadas las que he pescado en toda mi vida...


Y esta es la segunda partida, después de tiempo y con el mar ya en condiciones ( aunque peligroso, con esas ondas tan espaciadas).

Pescamos algún sargo, pero la verdad sea dicha es que no da la sensación de que estén por la costa.

Ya llegará el tiempo de la abundancia. Ahora a contentarse con algún "sargón" como el de la foto.


De premio, un pulpo precioso.